NERVIOS 3, 2, 1,

Nadie ha dicho que casarse fuera fácil. Preparar una boda lleva mucho trabajo, meses de búsquedas, comparaciones, solicitud de presupuestos…

564105_4325094053005_1858460279_n.jpg

Llega el esperado, ansiado, soñado Día B. Estás hech@ un manojo de nervios. Como es bastante complicado pronosticar una reacción en esas circunstancias, queremos que interiorices algunos consejos que sin duda te ayudarán a no perder los nervios y a disfrutar del día de tu boda, ¡que para eso eres la figura protagonista!

Delega

Parece algo sencillo, fácil de conseguir, pero nos cuesta una barbaridad. Reúne unos días antes a tus personas de confianza, y pregúntales si el mismo día B, no les importa echarte una mano. Asigna a cada persona una tarea: recogida del ramo de flores, ir a buscar a tu prima que llega al aeropuerto esa misma mañana, limpiar el coche, recuerdos, …

Otra opción cada vez más habitual entre los novios es recurrir a un profesional de la organización y la coordinación de bodas, en este caso la figura del Wedding Planner se convierte en una seguridad para los novios.

Elige 4 cosas

Si ves que la opción anterior te va a resultar imposible, elige 4 cosas a las que prestar más atención y relájate del resto.

Evita probar cosas nuevas

Intenta usar tu desodorante habitual, tu champú… ¡No cambies tus rutinas! 

Sé tú mism@

Sabemos que quieres agradar, que todo transcurra tal y como está programado, y que tus invitados se lo pasen pipa. Tu intención es cruzar por lo menos dos o tres frases con cada uno de ellos, que te vean radiante y sonriente todo el rato. ¡No hace falta ser tan perfecta, solo sé tú misma!

Es imposible agradar a todo el mundo

Cuanto antes te hagas a la idea de que probablemente no a todos les guste tu vestido, traje, que criticarán que no había menú para veganos, que las tónicas se terminaron en la primera ronda, que la novia no tenía amigas guapas, y que cómo era posible que el Dj no tuviera Wannabe de las Spice Girls…, mejor.

No dejes que los detalles te sobrepasen

Si finalmente los centros de flores no se ven tanto como tú pensabas, los globos se deshincharon antes de lo previsto, o la recena salió media hora más tarde… No pasa nada, sólo tú y las personas más afines conocéis los pequeños detalles. Está bien cuidarlos, pero no dejes que te amarguen la fiesta.

Prepara tu kit para emergencias rápidas

Nunca están de más las famosas tiritas, así si los zapatos empiezan a dar guerra, tú podrás bailar toda la noche sin parar. También sería conveniente meter hilo blanco, una aguja, algún botón, medicamentos para el dolor de cabeza o de tripa, y algo de maquillaje para retocarte. Estas son nuestras propuestas.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: